Categories Menu

Padres Adictos al Smartphone afectan el desarrollo de sus HIJOS. ¡Científicamente Comprobado!

Un estudio publicado en la revista Child Development, evaluó a 170 familias en la cuales había por lo menos un niño con una edad promedio de tres años. Justo la etapa en la que se desarrollan las capacidades emocionales, lingüísticas, sociales y conductuales.

Los investigadores pidieron a los padres que anotaran la cantidad de veces que interrumpían el tiempo con sus hijos cada día, para atender algún dispositivo móvil.

 

Publicidad

El 11% aseguró que nunca sucedía, el 17% que sólo ocurría una vez al día, el 24% confesó que lo hacía dos veces al día y el 48% reveló que interrumpían el tiempo con sus hijos entre tres y más veces al día.

Entre las conclusiones más reveladoras está el hecho de que los investigadores encontraron que cuando las distracciones eran mayores, los niños presentaban más problemas de conducta como las pataletas, las reacciones violentas y los enfados.

Adicionalmente, otros estudio realizado por AVG Technologies concluyó que el 42% de los niños (4 de cada 10) piensa que sus padres dedican más tiempo al teléfono móvil que a estar con ellos. Y por otro lado, los niños terminan naturalizando estas conductas y replicándolas al punto de volverse adictos a los móviles, como sus padres.

¿Y tú? ¿Prestas la suficiente atención a tus hijos o estás más al tanto de lo que hace tu teléfono móvil?

El sentimiento de abandono

Quizá la palabra “abandono” te parezca algo exagerada, pero no dista mucho de la realidad y de lo que sienten los hijos cuando sus padres prefieren atener al teléfono antes que a ellos.

¿Te imaginas cuando tu hijo quiere compartir algo emocionante para él y no le prestas atención porque estás contestando un correo electrónico o mirando las actualizaciones del Facebook? ¿Te puedes hacer una idea de cómo se puede sentir en ese momento? Las palabras exactas son: abandono emocional.

girl_phones_woman_800-418

By Fabiosa

Sienten que no son importantes

Los niños cuando están con sus padres y ellos no paran de mirar el teléfono móvil, sienten que no son importantes.

Este sentimiento puede repercutir muy seriamente en su autoestima y en su autoconcepto, por lo que resulta crucial que puedas corregir este hecho… o cuando tu hijo siga creciendo de este modo, entenderá que no puede contar contigo para nada porque siempre estás prestando atención “a otros asuntos” antes que a él. Sin darte cuenta la brecha emocional entre ambos se puede hacer demasiado grande.

Hay algo que nunca nos van a poder devolver: el tiempo que perdimos mientras nuestros hijos crecían. Sus risas, sus juegos, sus frases ingenuas. De repente ellos crecen y no hay marcha atrás. Serán entonces los hijos quienes ignoren a los padres y los padres quienes intenten llamar la atención de los hijos.

girl_phones_800-418

By Fabiosa

Serán ellos, nuestros hijos, quienes se conecten a las redes y se aíslen del mundo. Tal y como vieron que hacían sus padres. Y no hace falta que pase mucho tiempo. Cada vez es más normal ver a niños pequeños con un smartphone en la mano.

Se calcula que una de cada 1000 personas tienen dependencia del móvil y la mitad de los menores de 17 años aseguran que necesitan el celular para su día a día. Se acuestan con él y se levantan con él. Con este panorama, ¿cómo será el futuro de nuestros hijos? ¿Cómo se relacionarán con los demás? Y lo que más nos preocupa a los padres: ¿cómo se relacionarán con nosotros?

Fuentes consultadas: Fabiosa.com & Eresmama.com & Guiainfantil.com

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *