Categories Menu

Un padre Encontró a su hija de 17 años en ésta Situación; la Reacción que TUVO te sorprenderá

Vamos a comenzar la semana con ésta historia maravillosa historia, que te llegará al corazón y que nos cuenta la anécdota de un padre como cualquier otro pero de origen ruso que tras encontrar a su hija de 17 años acostada en el sofá con un chico desnudo. Tuvo una reacción que te sorprenderá:

Si tienes una hija tienes que leerlo hasta el final pues te dará una gran lección. La historia la comparte de la siguiente manera:

“Una mañana, bajé las escaleras y me encontré con mi hija de 17 años acostada en el sofá, todo bien hasta que me di cuenta que estaba con un chico dormido y además desnudo, lo que había sucedido antes era muy evidente

Publicidad

Me tranquilicé, preparé el desayuno, subí de nuevo y pedí a toda mi demás familia (mi esposa, mi hijo y mi hija pequeña que bajaran en silencio. Al sentarnos en la mesa del comedor,  grité “¡JOVEN, el desayuno está servido!”. El chico despertó sobresaltado y no le di tiempo para nada más le dije “¡Siéntate!”. Mi familia estaba impactada por lo que iba a suceder.

El chico se vistió con mucho nervio y se sentó a la mesa; mi hijo que es bastante alto lo miró y le dio una palmada, su miedo aumentó aun más. Entonces hablé:

“Lo que me respondas será muy importante… para ti y para todos…” “¿Te gustan los gatos?”

Todo sabíamos que se trataba de una pregunta con trampa.

Y mientras él estaba pensando su respuesta, recordaba lo que mi hijo me había hablado de él desde hace dos meses, ese chico venía cada mañana por ella y la traía de regreso. Se preocupaba cuando estaba enferma y era paciente ante los berrinches típicos de la edad.

Al parecer no tenía familia, tampoco tenía educación, ni tampoco un trabajo estable. Pero los dos se querían, y deseaba que aprendieran de sus errores.

La vida de ese joven había sido complicada: un padre maltratador, una madre prostituta y él había huido de casa viviendo en un remolque de un camión, era un buen tipo físicamente hablando por lo que mi hija estaba loca por él. Mi hijo había logrado hacer alguna buena amistad, porque veía sonreír a mi hija.

Sin duda se había hecho un lugar en la familia y lo tenía frente a frente… después de algo que había prácticamente destrozado la confianza de cualquier padre.

Fue un momento duro, pero tenía que reconocer que se amaban, que él había luchado por ganarnos a todos y decidí darle una oportunidad. Al día siguiente le entregué las llaves de mi casa. Le dije que podría quedarse todas las noches y le arreglamos la habitación de invitados él se construyó sus muebles.

Eso ocurrió en el año 2000, ahora, 17 años más tarde, mi hija y él, que sin duda es como un hijo más, han puesto un negocio que les va muy bien y me hicieron abuelo de 3 hermosos nietos,

Y esa ha sido la preciosa historia. No ha sido tan terrible como lo esperabas, ¿verdad? La situación habría sido muy dolorosa para mayoría de los padres, pero a pesar de todo lo malo que podamos ver en un principio, no es correcto juzgar a las personas por su apariencia, ya que pueden ocultar algo mucho más importante en su corazón.

Si te ha gustado esta maravillosa historia compártela en tus redes sociales con tus amigos

2 Comments

  1. Muy bella

  2. Difícil pero con un final feliz, yo como padre latino no se que hubiera hecho, sin embargo la razón tiene que imponerse y al final lo que uno quiere como padre es el bienestar para los hijos

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *