Categories Menu

TE dejamos la SOLUCIÓN para MANTENER una BUENA relación

La vida está compuesta de acuerdos constantes que vamos haciendo, bien sea de manera consciente y explícita, así como de forma inconsciente y tácita.

Con la vida, con nuestro cuerpo, con nosotros mismos, con nuestras parejas, con los padres, con el país, con aquello que tropezamos, con el entorno y hasta con Dios.

Sin duda, estar claros en esto, enciende luces y nos hace beneficiarios de un poder y de un compromiso que como todo, tiene consecuencias inmediatas nuestra vida. Incluso, todo conflicto entre los seres humanos, no es más que un acuerdo (explícito o tácito) no cumplido o violado por alguna de las partes.

33243723--644x362

Publicidad

Todo odio es la locución de un amor no correspondido y aquí se expresa un contrato que alguien asumió: “Yo te he querido y he hecho muchas cosas por ti y ahora, te enamoras o te casas con otra persona, incumpliendo nuestro acuerdo. Por eso te aborrezco, me fallaste, no eres de confiar”.

La otra persona no tiene idea de este acuerdo, sin embargo también hizo un acuerdo que puede expresarse de la siguiente manera: “Yo te reconozco mucho todo lo que me has dado, facilitado, te amo y te veo como a un buen amigo (o amiga), pero ya no siento lo mismo por ti, como para hacer pareja.

Por lo tanto, me enamore de otra persona. Lo más probable es que nada de esto se haya conversado, ya que fue asumido por nuestras acciones, cosa que quizás sea irrefutable, pero la otra persona no las lee, o no lee como nosotros procuramos hacerlo”.

acuerdos-matrimonio-exitoso

– Lograr una buena relación.

Para lograr una buena relación, es necesario tener consiente nuestros acuerdos, sobre todo aquellos que tomamos con nosotros mismos y que constituyen nuestras bases para vivir.

Si nosotros comemos y nos alimentamos indiscriminadamente, nuestro acuerdo con nosotros mismo, está muy claro: “Yo gozo del placer de comer, por lo tanto, ni mi salud, ni mi figura son fundamentales para mí, simplemente no son de mi importancia”. Resultados: gordura, ansiedad, enfermedad, entre otros.

Las-discusiones-de-pareja-hijos-e1413216824610

Revisar persistentemente nuestros acuerdos ante los sucesos que vivimos día a día, es una actitud sensata y madura que nos regala coherencia e integridad en aquello que nos toque involucrarnos.

Por ello, los acuerdos verbales se debe realizar antes, con las otras personas: por compromisos, hacer pareja, amistad, amor, entre otros. Es necesario examinar nuestros acuerdos con nosotros en esa pareja, sociedad, o reunión, de eso dependerá el éxito de nuestra participación que va más allá y resulta más importante que el resultado externo.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *