Categories Menu

Si no te gusta LEER… Aquí hay 5 tips que harán leer hasta el más Reacio

El día de hoy queremos compartirte varios buenos consejos para ayudar a los lectores reacios a entusiasmarse con los libros… ¿será que los puedas poner en práctica?

1. Leer por placer

Siempre hay que enfocarse en hacer que la lectura sea divertida y emocionante. Para evitar que la lectura se sienta como un deber que no es placentero; debes de apasionarte con el tema que estás leyendo.

Para la mayoría de los niños, leer por placer comienza con relatos sencillos para dormir. No es necesario detener este ritual diario una vez que la edad comienza a avanzar. Escuchar historias es una excelente manera de nutrir el amor por los libros. También ayuda a un niño a acceder a contenido interesante por encima de su nivel de lectura. A medida que envejecen, tómense turnos para leer una página o capítulo cada uno.

Publicidad

En internet hay todo tipo de libros gratis que te van a ayudar a fomentar éste interés.

2. Hazlo divertido

Puedes modificar un poco la historia tradicional: agrega chistes y imagina situaciones e imágenes para lograr un efecto cómico. Es bien importante que puedas asociar libros con risas y aprendizaje de cosas que te gustan.

Afortunadamente, no es necesario improvisar: hay muchísimos libros infantiles y no tan infantiles que son divertidos. Algunos disfrutarán de novelas cómicas o relatos cortos. Ve experimentando hasta que te des cuenta que es lo que realmente te gusta.

3. Piensa fuera de la lectura tradicional

Quizá es difícil para ti poder leer un libro porque el hecho de leerlo a la usanza tradicional no es para ti. ¿Es tu caso? Prueba con los libros digitales. HAy gente que en verdad disfruta de leerlos a través de su tableta.

Si eres reacio a agregar más tiempo de pantalla al día, prueba novelas gráficas, poemas, libros de chistes o revistas y cómics: los textos con figuras o formas sueles ser más atractivos que un libro tradicional.

4. Leer para un propósito

A veces es muy difícil comenzar a leer una nueva historia, pero te puedes sumergir felizmente en libros que combinan la lectura con actividades prácticas. Desde la codificación hasta el origami, los libros de no ficción que le dan un claro sentido de propósito son siempre un gran éxito, y se pueden disfrutar sin la presión de leerlos de principio a fin.

El contenido llamativo es vital: los lectores renuentes abandonarán un libro en cuestión de segundos si no están enganchados.

5. Copia y recoge

Las mejores recomendaciones provienen de otros niños: pregunta en el patio de juegos o averigua qué libros tienen una lista de espera en tu biblioteca local. Los libros vinculados a películas o programas de televisión pueden ser un buen punto de partida. Por ejemplo ponerte a leer Harry Potter puede ser una idea increíble porque ya estás familiarizado un poco con la historia.

Esperamos que éstos consejos hayan sido de utilidad para ti y que en los próximos días seas un buen consumidor de libros, ya sea a la usanza tradicional o con una buena opción de libros digitales.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *