Categories Menu

¿Reencarnación? El joven RUSO que afirma que viene del planeta MARTE

Boris “Boriska” Kipriyanovich , un joven de 21 años de edad, que nació en Volgogrado, Rusia, impresionó a su madre, Nadezhda  desde temprana edad. Nadezhda afirmó que no sintió dolores en el parto y que, cuando colocó al niño en sus brazos, ya la miraba como un adulto.

Ella se impresionó cuando el joven comenzara a hablar a los 4 meses de edad.  Con un año y medio, Boriska leía, dibujaba y pintaba y, cuando fue al jardín de niños, a los 2 años, sus profesores notaron el rápido desarrollo lingüístico del chico. Sin embargo, ninguna de esas fue una sorpresa tan grande que cuando, a los 3 años de edad, Boriska dijo que venía de Marte, habiendo renacido en la Tierra.

La madre de Boriska cuenta que, incluso a la poca edad, el chico se sentaba en la posición de loto y empezaba a contar hechos detallados sobre Marte, lo que asustó a la familia. Él hablaba sobre sistemas planetarios, otras civilizaciones y podía nombrar los planetas del sistema solar y sus satélites naturales.

Publicidad

En un documental, la madre dijo que estaba muy asustada y que pensaba que su hijo había perdido la cordura. Sin embargo, ella fue a buscar libros de astronomía y quedó impresionada al percibir cómo todo lo mencionaba correctamente.

En el mismo documental, el joven Boriska dice que los marcianos miden cerca de 2,1 metros de altura, respiran dióxido de carbono y algunos todavía viven en el subterráneo del planeta desde que se produjo una guerra nuclear entre ellos, lo que les hizo perder la atmósfera.

De acuerdo con Boriska, los marcianos son inmortales y paran de envejecer a los 35 años. Para él, lo que hace que el cuerpo envejezca es el oxígeno. Ellos poseen tecnologías avanzadas y son capaces de tener viajes interestelares. Las naves usan energía iónica y algunas otras fuentes, pero no aceite o gases porque esto llevaría al riesgo de agotamiento de los recursos naturales.

El joven dijo que es posible viajar en el tiempo y en el espacio con aeronaves marcianas redondas, pero ellos solían observar la vida en la Tierra con otras rectangulares:  “La vida humana va a cambiar cuando se abra la Esfinge. Tiene un mecanismo de apertura en alguna parte detrás de la oreja, pero no recuerda exactamente dónde “, dice Boriska.

 

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *