Categories Menu

Métodos de PRIMEROS Auxilios que NORMALMENTE Hacemos MAL… ¡Aprende a hacerlos y SALVA VIDAS!

Es muy importante conocer algunos métodos de primeros auxilios, ya que de esa manera podríamos ayudar a salvar la vida de alguien. Sin embargo, es igualmente importante que sepas cómo realizar estos métodos correctamente para no comprometer accidentalmente la vida de la persona que está tratando de guardar. A continuación queremos darte a conocer algunos de los errores más comunes que la gente hace al realizar primeros auxilios ¡Comparte ésta información para salvar vidas!

1. Curar heridas con peróxido de hidrógeno, yodo y alcohol puede ser peligroso

El peróxido destruye las células del tejido, evitando que la herida se cure adecuadamente. El alcohol y el yodo queman las células sanas y pueden provocar dolor, quemaduras y shock si se aplican a una herida. Para hacerlo bien, solo lava la herida con agua potable o con agua hervida y luego aplica un ungüento curativo al corte y listo, evita poner vendajes.

Publicidad

2. Paracetamol puede conducir a problemas de hígado y riñón

El tan solicitado paracetamol alivia el dolor y la inflamación y se puede encontrar en muchas farmacias, pero cuidado el exceso de paracetamol puede provocar insuficiencia hepática y renal. Siempre debes cuidar la dosis. La dosis máxima para adultos es 4g por día. ¡Revisa los antigripales que suelen tener éste compuesto!

3. Aplicar un torniquete para detener el sangrado puede conducir a una amputación

Un torniquete incorrectamente o innecesariamente aplicado puede conducir a un exceso en la presión de la extremidad. Esto no impide el sangrado, pero evita la circulación de la sangre que puede conducir a la necrosis o muerte del tejido. Simplemente ante ésta eventualidad, aplica una gasa estéril o paño limpio a la herida y presiona hacia abajo con fuerza esto debe ser suficiente hasta que llegue la ambulancia. La única excepción debe ser cuando hay sangrado muy grave, donde el riesgo de muerte es mayor que el de perder una extremidad.

4. No eches atrás tu cabeza ni te acuestes de espaldas con un sangrado nasal

Si  haces esto, la presión arterial en tu cabeza aumentará. Además, no es posible que sepas cuánto sangrado va a haber, por lo que la sangre podría entrar en tus pulmones o causar vómitos. Simplemente vas a mantener la cabeza erguida para reducir la presión aplica un fomento frío y luego cierra una ventana de la nariz con el dedo durante 15 minutos. Si el sangrado no se detiene, llama a una ambulancia.

5. No pongas una cuchara en la boca ni tires de la lengua de una persona que tenga una convulsión.

Al tener un objeto en la boca, la persona puede tragarselo y ahogarse con el objeto que se ha colocado en su boca para proteger la lengua. Si una persona tiene convulsiones, empieza a temblar incontrolablemente e incluso a volverse morado, recuerda que las convulsiones son autolimitantes, y el cuerpo es incapaz de hacerse mucho daño a sí mismo. Simplemente llama a un médico, y asegúrate de que la persona está a salvo de daños externos y respira a una velocidad normal. Es imposible tragarse su propia lengua, y morderla no es peligroso. Después de que la convulsión haya terminado, coloca a la persona de lado.

 

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *