Categories Menu

Han Intentado tener una HIJA en 13 ocasiones y todavía NO se dan por Vencidos

Por alguna masculina razón, los hombres generalmente quieren que su primer bebé sea un varón, por eso del apellido y su continuidad, supongo. Basta ver sus ojos brillar cuando el especialista del ultrasonido da la noticia esperada.

Entonces comienzan a soñar en todo eso que le enseñarán: fútbol, rasurarse, a tratar a las mujeres con su ejemplo, y eventualmente a beber cebada fermentada.

Para las mujeres es diferente, probablemente deseen más una bebita, aunque un bebé varón también estaría bien.

Por ejemplo, para Jucicleide Silva, de Brasil, una bebita ha sido el sueño de toda su vida.

Publicidad

clarin

Jucicleide y su esposo, Irineu Cruz, se casaron hace más de 20 años en el pueblito Conceicao de Coité y llegaron a uno de esos acuerdos entre cónyuges: Irineu elegiría el nombre de su hijo si nacía varón y Jucicleide elegiría el nombre si nacía mujer.

Entonces, con mucha ilusión, cada cual hizo una lista con sus nombres favoritos, pero el único que ha podido usarlos, TODOS, ha sido Irineu, ya que hasta ahora, buscando una hija, sólo han nacido varones… ¡13 de ellos!

mirror

Los nombres que el orgulloso padre seleccionó, iniciando con la misma letra, son:

1. Robson (18)

2. Reinan (17)
3. Rauan (15)
4. Rubens (14)
5. Rivaldo (13)
6. Ruan (12)
7. Ramón (10)
8. Rincón (9)
9. Riquelme (7)
10. Ramires (5)
11. Railson (3)
12. Rafael (2)
13. Ronaldo (un mes de vida)

Está claro que Irineu es muy aficionado al fútbol: “Me encanta el fútbol y siempre admiré a jugadores como Rivaldo, Roberto Carlos, Ronaldinho y Robinho. Un día me di cuenta que todos los mejores futbolistas parecen tener nombres que empiezan con la letra “R”, y decidí que debía honrar a los talentosos del fútbol llamando a mis hijos como los jugadores que me han encantado. Ahora, otra vez esperábamos una nena pero llegó otro varón. No podía dejar de llamarse Ronaldo”.

clarin

De hecho, Irineu se reúne todos los fines de semana con sus hijos para jugar un partido de fútbol en el que actúa como el árbitro.

thesun

Pero no perdamos de vista a Jucicleide, que todos los días enfrenta el desafío de alimentar a los 14 hombres de su familia, preparando una buena cantidad de comida para mantenerlos felices y satisfechos… ¡apenas están creciendo!

La probabilidad de tener 13 varones en hilera es de 800.000 en una, así que Jucicleide e Irineu pueden sentirse afortunados y premiados por el azar.

mirror

Cuidar a todos sus hijos es un trabajo de tiempo completo y Jucicleide reveló que no tiene tiempo para mucho más: “Debo cocinar un kilo de arroz, un kilo de frijoles y un paquete extra grande de macarrones para cada almuerzo. Por supuesto, hay momentos en que las cosas se ponen difíciles, pero nadie pasa hambre. Si tenemos una hogaza de pan, se divide y se comparte entre todos. Lo bueno es que todos mis hijos se comportan bien.”

Pero Jucicleide reveló que todavía tiene su corazón fijo en una niña: “Sería maravilloso poder elegir su nombre y, finalmente, mostrarle la tarjeta roja a mi marido”.

Fuente: Perfecto.guru

1 Comment

  1. uerido Dios ¿Cómo estás?
    Te escribo para saludarte y para pedirte unos productos para la cesta de mi vida, pues la “canasta básica” con que me mandaste al mundo se me ha ido agotando a lo largo de estos años.
    Por ejemplo, la paciencia se me acabó por completo, igual que la prudencia y la tolerancia.
    Ya me quedan poquitas esperanzas y el frasquito de fe, está también vacío.
    La imaginación también está escaseando por estos rumbos.
    También debes saber que hay cosas de la canasta que ya no necesito como la dependencia y esa facilidad para hacer berrinches, que tantos corajes y problemas me han ocasionado.
    Así que quisiera pedirte nuevos productos para la canasta.
    Para empezar me gustaría que rellenaras los frascos de paciencia y tolerancia (pero hasta el tope), y mándame por favor el curso intensivo:
    “Cómo ser más prudente”, volúmenes 1, 2 y 3.
    Envíame también varias bolsas grandes, pero bolsas grandes de madurez que tanta falta me hace.
    También quisiera un costal grande lleno de sonrisas, de esas que alegran el día a cualquiera.
    Te pido que me mandes dos piedras grandes y pesadas para atarlas a mis pies y tenerlos siempre sobre la tierra., a veces como que me quiero elevar sobre los demás….
    Si tienes por ahí guardada una brújula para orientarme y tomar el camino correcto, te lo agradecería mucho.
    Regálame imaginación otra vez; pero no demasiada, porque debo confesar que en algunas ocasiones tomé grandes cantidades y me empachó. Nuevas ilusiones y una doble ración de fe y esperanza también me caería excelente.
    Te pido también una dotación muy grande de colores para pintar mi vida cuando la vea gris y oscura. Me sería muy útil un bote de basura para tirar todo lo que me hace daño. Te pido muchas zanahorias, para tener buena vista y no dejar pasar las oportunidades por no verlas.
    Necesito también un reloj grande, muy grande, para que cada vez que lo vea me acuerde de que el tiempo corre muy aprisa y no debo desperdiciarlo. ¿Podrías mandarme muchísima fuerza y seguridad en mí misma? Sé que voy a necesitarlas para soportar los tiempos difíciles y para levantarme cuando caiga.
    También quisiera un bote de pastillas de las que hacen que crezca la fuerza de voluntad y el empeño, para que me vaya bien en la vida y te pido unas tres o cuatro toneladas de “ganas de vivir”, para cumplir mis sueños.
    Necesito también una pluma con mucha tinta, para escribir todos mis logros y mis fracasos. Pero más que nada, te pido que me des mucha vida, para lograr todo lo que tengo en mente y para que el día que me vaya contigo, tenga algo lindo y bueno que llevarte y veas que no desperdicié el tiempo que me regalaste aquí en la Tierra.
    De antemano te agradezco lo que me puedas mandar y te agradezco el doble todo lo que me mandaste la primera vez. Con mucho cariño…. tu hija q te adora.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *