Categories Menu

¡Dieta sueca: come bien mientras pierdes peso! Sigue unas reglas simples

Cuando se trata de perder peso, muchos intentan seguir los más diversos tipos de dietas siempre con la esperanza de que una de ellas auxilie en el proceso de adelgazamiento. Aunque es cierto que algunos planes de alimentación realmente funcionan, otros son completamente inútiles.

Sin embargo, hoy hablaremos sobre una dieta que promete resultados positivos. Con éstos sencillos pasos vas a poder comer delicioso y vas a perder peso rápidamente.

¿Qué puedes comer?

Los alimentos que vamos a mencionar a continuación no sólo proporcionarán la ingesta calórica moderada que tu cuerpo necesita para acelerar el procedimiento de pérdida de peso, también van a proporcionar nutrientes esenciales para el funcionamiento adecuado de tu cuerpo.

Publicidad

Para empezar, puedes comer cualquier tipo de carne: pollo, ternera, cordero, pavo, cerdo, pescado y mariscos, pero siempre debes cocinarlos.  Además, debes optar por los huevos orgánicos.

Por otro lado, siempre trata de comer vegetales que crecen por encima del suelo, incluyendo la col, la coliflor, las setas, pepino, cebolla, pimienta, tomate, brócoli, col de brujas, espárragos, calabaza, berenjena, aceitunas, espinacas, lechuga, aguacate , etc. Evita papas, zanahoria, camote y otros tubérculos.

De la misma forma, las nueces y otras semillas no pueden faltar en tu dieta, por eso aprovecha las almendras, semillas de girasol, semillas de calabaza, avellanas, nueces brasileñas, castaña de cajú, pero siempre con moderación. Los aceites que debes comer deben ser siempre aceites vegetales.

Alimentos prohibidos

Puede comer los siguientes alimentos, pero no más de dos veces durante un período de 7 días: remolacha, zanahoria y apio; las frutas ya poseen azúcar suficiente (fructosa), entonces siempre que sienta la necesidad de comer algo dulce, opta por una fruta.

¿Qué no puedes comer?

Puede ser difícil de controlar, pero  para obtener mejores resultados evita:  refrescos, jugos azucarados, cerveza, aceites refinados o margarina. Además, es mejor evitar la leche, los pasteles, azúcares, chocolates a la leche, helados, muffins, barras de granola, edulcorantes artificiales y productos lácteos azucarados. Los granos, los almidones y otros artículos: pan, macarrones, arroz, patatas fritas, cebolla, legumbres, frijoles o lentejas, ya que son muy ricos en carbohidratos.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *