Categories Menu

¿Cómo Salvar un Matrimonio dónde ya no hay INTIMIDAD?

Siempre hemos escuchado que el sexo es una parte muy importante de la relación. No es lo más importante, pero sin duda tiene una parte totalmente imprescindible en la vida de una pareja. ¿Cuál es, entonces, el problema de un matrimonio sin sexo? ¿Es posible ser feliz en una relación así?

Un matrimonio sin intimidad se caracteriza por el número encuentros que la pareja tiene por año, diciendo que son menos de 10 cuando puede existir ya un problema. A partir de esto, los expertos creen que la pareja tiene un problema en la vida íntima.

De acuerdo con la sexóloga Judith Steinhart, algunas parejas deciden vivir sin sexo. Sin embargo, este es un porcentaje muy pequeño y a menudo sólo dura un cierto tiempo principalmente con el fin de evitar el embarazo. Pero cuando existen los problemas del matrimonio, como una falta de confianza, ansiedad, problemas financieros, los desacuerdos, la presión de los hijos, quizá puede afectar también la vida marital de una pareja.

Los estudiosos unifican criterios en cuanto a la idea de que cuanto antes se actúe, el mejor. Es importante que la pareja siempre tenga una total comunicación, de tal suerte que pueda abrirse un debate para este tipo de problema. Si este no es el caso y se les ha ido demasiado tiempo sin hablar de ello, no te preocupes. El caso es solucionable, pero será más complicado de lograr. En un caso o en el otro, una terapia de pareja puede ayudar a resolver el problema. También vale la pena hacer una cita con un médico para ver si hay alguna causa fisiológica que está influyendo negativamente en tu vida sexual.

Además de la ayuda de expertos, hay algunas cosas que puedes hacer para devolver el sexo a tu relación.

Vestir sexy. Esto te ayudará a recuperar tu auto imagen y autoestima si es que están un poco desgastados; además el afecto no es nunca demasiado, por lo que, besar, tocarse, abrazarse y caminar de la mano, ya que este tipo de actitud revitaliza la relación.

También recomendamos leer historias eróticas puesto que ayuda a erotizar pensamientos; ¡bailar! por ejemplo el tango o la bachata son bailes sensuales que ayudan a recobrar la confianza en uno mismo. Para la mujer, danza del vientre y el baile en barra son grandes opciones para reducir las inhibiciones.

 

 

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *