Categories Menu

Carta para quien ha perdido una mascota

carta para quien ha perdido una mascota

Si alguna vez tuviste una mascota que compartió contigo tu vida y por alguna razón ha fallecido, seguramente sabrás que el dolor de su pérdida es muy grande, son parte de la familia y extrañamos su presencia en nuestras vidas; es por esa razón que en imagenes tiernas quisimos compartirte estas palabras de amistad y de amor, que seguramente te diría tu mascota desde donde se encuentre:

“Querido amigo, se que estas llorando y triste porque llegó mi momento de partir. Por favor, no llores pues hoy quiero explicarte algunas cosas pues sé que tú necesitas saberlas. Se bien que tu tristeza es porque me he ido, pero ¿sabes? yo estoy muy feliz porque te conocí y compartí contigo. ¿Cuántos como yo mueren diariamente sin haber tenido nunca en su vida a alguien especial? La mayoría de nosotros los animales, pasamos toda la vida solos, abandonados a nuestra suerte! La mayoría solo conocemos el miedo, el frío, tenemos sed y hambre; estamos a expensas del peligro.

5

Publicidad

Tu sabes bien que a veces no tenemos algo para comer, ni un hogar donde dormir. Demasiados rostros que pasan pero pasan sin mirarnos, y ¿sabes? a veces esto es mejor, porque si nos miran a veces hay gente mala que nos maltratan.1

Sin embargo, a veces tenemos la bendición y dicha que entre tantas personas, un día pasa un ángel -como tú- y nos recoge, nos lleva a su lado. En ese momento todo cambia: cuando ustedes eligen una palabra rara la cual dicen cada vez que nos miran,  ustedes le dicen “nombre”; en ese momento sabemos que somos especiales, dejamos de ser uno de tantos. ¡Entonces conocemos lo que es una casa y una familia!

Se que te pone triste mi partida pero me tenía que ir ya, había llegado mi tiempo de partir. Por favor no te culpes por nada, ni por lo que hiciste o no hiciste, te escuché llorar por eso.

No te reproches, por favor ¡hiciste mucho por mí! Sin ti y sin tu amor, no hubiese conocido nunca todo lo lindo que hoy me llevo a la tumba. ¿Sabes? los animalitos somos sabios pues vivimos el presente intensamente y disfrutamos cada cosa por pequeña e insignificante que te parezca; dejamos atrás  todo lo malo del pasado rápidamente.7

Al conocer el amor, nuestras vidas comienzan ¡si! ese mismo amor que tu me diste, mi ángel sin alas. Quiero decirte que aun cuando encuentras un animalito que esta muy grave y que solo le queda poco tiempo de vida, al acompañarlo en su transición final le ayudas mucho, si estás a nuestro lado, acariciándonos y tomando fuerte y cariñosamente nuestra patita; en ese momento, nos ayuda a irnos con mucha paz.

No llores más por favor. Yo me voy feliz. Me llevo tu voz hablándome. Me llevo en el corazón cada caricia que me diste. Por todo lo que hiciste por mí, ¡gracias! te lo agradezco hasta el infinito y aunque no se como decírtelo por que no hablo tu mismo idioma, pero siempre tendrás mi gratitud.

3

Quiero pedirte dos favores: lava tu cara y sonríe. Revive todo lo bueno que vivimos. Y no, por favor digas que ya no adoptarás más animales porque sufres con mi partida. Hay tantos como yo esperando a alguien como tú. No guardes el amor que tienes para dar por miedo a sufrir.

Sigue con esa hermosa labor pues ahora me toca a mí ser tu ángel. Te acompañaré en tu camino y mi primera tarea ahora es ayudarte desde acá para que no estés más triste.6

Esta noche cuando mires el cielo y veas una estrella parpadear quiero que sepas que soy yo guiñándote un ojo, avisándote que llegué con bien y diciéndote gracias por el amor que me has dado. Me despido por ahora pero con un hasta luego. ¿Sabes? Existo un cielo especial para la gente que es como tú, ¡si! ese mismo cielo a donde vamos los animales, entonces ahí nos volveremos a encontrar, ese será nuestro mayor premio, estar juntos por toda la eternidad. ¡Te espero!”

1

Amigos, ¿qué les ha aparecido ésta carta? sabemos que muchas veces los animalitos se convierten en nuestra compañía y nosotros en su única familia. Aprender a respetar su vida y a hacerlos parte de nosotros es una bendición pues podemos darles amor, cuidados, una vida digna y mucho respeto.

Cuando uno de nuestros amigos peludos parte a su vida eterna, en ese momento habremos de cerrar un círculo de amor, lealtad y fidelidad que nos debemos hacia con ellos.

2

Nunca los abandones, decir adiós a mi perro o gato o cobaya o algún otro animalito que tengas en casa no es cosa sencilla; extrañaremos su presencia pero lo más importante es que en nuestro corazón y nuestra memoria siempre han de estar presentes.

Si tienes una mascota que ha fallecido y has llegado hasta aquí, quiero que sepas que tienes la oportunidad de tener un amigo para la eternidad, ellos son tan agradecidos y fieles que aún después de la muerte, no habrán de abandonarte; simplemente están aguardando por ti en algún otro lugar.

3

Queridos amigos, decir adiós a una mascota es parte del proceso de la vida, de nuestro crecimiento y de poder aprender a sobrellevar las pérdidas a las que siempre habremos de enfrentarnos porque la muerte es una realidad de la vida. Ellos -como cualquier otro de nuestros seres amados- jamás morirán pues claramente están en nuestros corazones hasta el último día de nuestra vida. Mueren en el momento que nos olvidamos de ellos, no permitas que eso suceda.

Si tu mascota ha fallecido, te aconsejamos que en familia hagan en el jardín una tumba en su memoria, bajo su árbol favorito o en algún sitio lleno de flores; de esa manera podrán recordarlo y visitarlo siempre; si por alguna razón vives en un lugar donde te es imposible sepultarlo, actualmente ya hay muchas compañías que incineran su cuerpecito y te entregan sus cenizas para que siempre puedas tenerlas.

4

Sin embargo, si tampoco te es posible despedir una mascota que ha fallecido de esa manera, puedes conseguir una maceta grande para colocar su cuerpo dentro de ella y con tierra llenarla; y ¿por qué no? plantar en ella una hermosa flor; ya verás como la vida de esa florecita, dará honor por siempre a tu mejor amigo no humano, ¡vivirá por siempre en esa hermosa plantita!

5

Queremos decirte que sean cual sean las causas por las que tu mascota ha muerto, hay imagenes tiernas que te van a reconfortar en estos momentos difíciles, ¡sonríe! recuerda con amor los buenos momentos al lados de tu amigo de nariz fría y no dejes de dar más amor a otros animalitos que también lo necesitan.

4

¡Comparte con nosotros alguna fotografía de tu mejor amigo para publicarla posteriormente en algún post relacionado, solo comparte este post en tu Facebook y coloca la imagen de tu amigo peludo para que podamos verla! Gracias y próximamente nos leemos de nuevo. ¡Hasta pronto amigos y amigas! ¡A sonreír dando gracias a la vida!

Antes de despedirnos, te dejamos otro maravilloso artículo que te va a encantar y además te hacemos un reto, podrás leerlo sin llorar?

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *